Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021

Para un participante por primera vez, es difícil imaginar cómo podría haber sido la Indy 500 en todos los años antes de 2020; después de todo, lo que recordamos sobre la vida antes de la pandemia nunca había parecido más distante. Pero me dijeron que el tráfico tradicional de los domingos por la mañana del día de la carrera hace que cada camino dentro de un radio de cinco millas de la pista sea un atasco completo, del mar sudoroso y quemado por el sol de la humanidad esparcido por el famoso campo «Snakepit». a hombros en las tribunas al aire libre, estirando el cuello mientras los ciclistas salen de la curva 4 y cargan hacia la bandera a cuadros. Las 500 Millas de Indianápolis es sin duda el día más importante del automovilismo y, en sus años pico, ha atraído regularmente a más de 300.000 aficionados a las carreras a su turbulento epicentro del Medio Oeste: el Indianapolis Motor Speedway. Pero eso fue entonces. Ahora las cosas son diferentes.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 2Sin embargo, el espectáculo realmente avanzó: a diferencia de la Indy 500 2020 que se celebró en agosto sin fanáticos, la 105a edición de este año se llevó a cabo puntualmente en su horario tradicional durante el fin de semana del Día de los Caídos, pero con una capacidad del 40%. Lo curioso de esta cifra, sin embargo, es que el 40% de los 300.000 aficionados son incluso más grandes que Lemans, más grandes que Silverstone y más grandes que el famoso «Templo de la Velocidad» en Monza – tres paradas más queridas en el calendario de carreras. Luego, salir a las gradas debajo de la icónica «Pagoda» que tenía una enorme TAG Heuer chevron, y la observación de este animado y colorido mundo alienígena después de un año de tranquilas aventuras en solitario causó un gran impacto cultural. Pero con razón, ya que con 135.000 entradas, esta edición de las 500 Millas de Indianápolis tendría la distinción única de ser el rally deportivo más grande del mundo desde el inicio oficial de la pandemia en la primavera de 2020.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 3TAG Heuer está llorando este año, siguiendo los pasos de muchos de los contemporáneos de la marca con ediciones limitadas en casi todas las categorías, pero a diferencia de lo que nos habíamos acostumbrado en años anteriores, la marca está evitando la arrogancia moderna y, en cambio, abraza su legado. y produciendo éxito tras éxito, lo que refleja una nueva confianza en su propia piel y las perspectivas de un nuevo y emocionante futuro. Acompañándome a la carrera están los dos lanzamientos más recientes de la marca: una carrera alegre, con una esfera esmeralda se dice que ya está agotado, e un Mónaco ultraligero y completamente opaco en titanio, que parecen encarnar particularmente este confiado regreso a la forma.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 4Sin embargo, estoy particularmente cautivado con este último: un reloj que parece una interpretación completamente nueva del Mónaco, que tradicionalmente se ha renderizado en cajas pulidas con una librea más brillante inspirada en el automovilismo. Por el contrario, es la expresión más discreta del cronógrafo de carreras clásico que he visto en mi vida, pero funciona muy bien para señalar específicamente la arquitectura altamente distintiva de la caja, a saber, sus lados de placa alta, pulsadores en ángulo y el dramático cuadrado biselado. cristal.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 5
Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 6A nivel de la pista, donde los boxes están llenos de la atmósfera apresurada de la preparación previa a la carrera, nuestros ojos estaban puestos en los dos coches conducidos por los embajadores de TAG Heuer: el coche número 27 Napa Auto Parts del californiano Alexander Rossi y el número 16. liderado por la suiza Simona de Silvestro, quien también fue la única mujer piloto de la carrera. Es aquí, de cerca, donde algunas de las principales diferencias físicas entre estos IndyCars y sus primos de Fórmula 1 se vuelven mucho más evidentes: en particular, la homogeneidad del diseño. En general, se reconoce que IndyCar tiene un campo de juego más justo, con cada equipo relegado a usar el mismo chasis y motor de Honda o Chevrolet. Y a pesar de las velocidades en línea recta más altas de IndyCar, la Fórmula 1 es reconocida más como un juego de ingenieros, con presupuestos significativamente más grandes y un enfoque mucho más amplio en el diseño y desarrollo, ya que cada equipo tiene esencialmente la tarea de desarrollar su propio automóvil y muchos de los de su propiedad. partes.


Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 7

Prueba de muñeca con el piloto de IndyCar Alexander Rossi, un cronógrafo TAG Heuer Formula 1 x Indy 500

Después de todo el brillo y las circunstancias de las muchas tradiciones de la Indy 500, ambos pilotos patrocinados por TAG Heuer eventualmente encontrarían algo de mala suerte en el transcurso de las 500 vueltas de la carrera, manteniéndolos fuera de la contienda al final, pero a veces es así como el Las carreras están en marcha Sin embargo, hizo poco para menospreciar lo que era una carrera emocionante que se reducía a algunas tácticas del gato y el ratón en la última vuelta, con el veterano de IndyCar Hélio Castroneves venciendo al joven Alex Palou y consiguiendo su cuarta victoria en la Indy 500.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 8
Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 9Es genial ver a TAG Heuer hacer un regreso más concertado al automovilismo, un estadio con una larga historia de capturar la imaginación de los futuros entusiastas de los relojes en todo el mundo. Para ser justos, la marca nunca se ha ido realmente, simplemente parece tener menos distracciones competitivas dentro de sus departamentos de diseño y marketing, lo que permite a la marca disfrutar de un renovado sentido de propósito y vigor en el espacio. Tampoco está de más que el equipo Red Bull F1 Racing respaldado por TAG Heuer se encuentre en una fase positiva en este momento con su piloto insignia, Max Verstappen, que acaba de ganar en Mónaco y lidera la clasificación de puntos de F1. Para muchos aficionados a los relojes, incluido yo mismo, es posible que TAG Heuer siempre haya sido un relojero pionero, pero ese nerviosismo nunca se produjo a expensas de la practicidad, la capacidad y un cierto sentido de clasicismo perenne en los deportes de motor, con tipos de relojes que podría haber visto indistintamente. en la Indy hace 500 décadas, o muchas décadas en el futuro. La colección moderna parece expresar este espíritu de diseño más fluido con creces, y esto finalmente debería ser una gran noticia para cualquiera que haya seguido la marca en los últimos años.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 10El precio de cada una de las dos referencias de TAG Heuer de edición limitada es el siguiente: $ 6,650 para la selección verde de 39 mm Carrera e $ 7,900 para el cronógrafo Monaco con caja de titanio. Puede obtener más información sobre estas ediciones limitadas y el resto de los relojes TAG Heuer inspirados en los deportes de motor en tagheuer.com.

Dentro de Pit Row con TAG Heuer en la Indy 500 de 2021 11