¿Cómo funciona un reloj de cuarzo?

Todos hemos tenido un reloj de cuarzo, ¿Pero sabes cómo funciona un reloj de cuarzo? De esta maravilla para indicar el tiempo se conoce que opera por la intervención de una batería como fuente energética para dar la hora con precisión, dejando saber si vamos bien de tiempo para cumplir con todas nuestras actividades cotidianas.

Su nacimiento como reloj de cuarzo data cerca de 1967 en abundante Suiza, y desde entonces no ha habido un aparato tan exacto como él. Se ha renovado en cuanto a diseños, materiales, precios y comodidades, pero su mecánica es originaria.

El reconocimiento y prestigio del reloj de cuarzo es ineludible, cada vez se afinan más sus detalles y su exactitud, ¿Pero de dónde nace su nombre? ¿Y por qué prevalece su precisión sobre el mecánico? 

Pues bien, el reloj de cuarzo, en sus distintas versiones, bien analógico o digital, responde a un sencillo pero efectivo mecanismo electrónico con un cristal de cuarzo ideado para posicionarse en los lapsos correspondientes para medir el tiempo.

Pero hay mucho más sobre cómo funciona un reloj de cuarzo, sigue leyendo estas líneas, y conoce con nosotros los hitos más significativos sobre este maravilloso mecanismo que llegó y se quedó para ofrecer eficiencia y rendimiento al mundo.

¿Cómo funciona un reloj de cuarzo? 2

¿Qué es un reloj de cuarzo?

Se conoce como reloj de cuarzo al mecanismo electrónico, analógico o digital, cuyo principal atributo y que dio origen a su denominación oficial, es el cuarzo. Este material actúa para generar la acción requerida en los lapsos periódicos que a su vez, determinan el tiempo. 

El cuarzo, por lo general, es tallado en lámina para luego ser introducido en un tubo de metal; cuya función es proteger el mineral. Además, lo que permite que el cristal de cuarzo vibre es la energía eléctrica oscilante que se genera a través de un circuito electrónico.

Por su parte, la electricidad fundamental para activar el cuarzo es gracias a una pequeña pila colocada dentro de la caja del propio reloj. Esta característica, es lo que distingue al reloj de cuarzo de otros, como los relojes acuáticos, de arena u otro, cuyos impulsos se llevan a cabo por canales físicos o mecánicos.

Es decir, el cuarzo es quien regula y fija la frecuencia, como mecanismo que finalmente determina la medida del tiempo. Toda vez  que la vibración de la lámina producto del circuito conlleva a una señal eléctrica de la misma frecuencia. 

Esta periodicidad oscilante que aporta el cristal de cuarzo, se comporta según la forma y dimensión que elija el fabricante. Se debe mencionar, que los relojes de cuarzo no siempre son digitales, siendo frecuente hallar relojes de cuarzo con mecanismo de punteros.

Cabe resaltar, que no todos los relojes de cuarzo obedecen a baratijas, pues existen algunos de gran lujo y alta gama alta, cuyos calibres son excepcionalmente exactos y fiables, muchos de ellos incluso, vienen directo de su casa en Suiza.

Actualmente, hay en el mercado relojes de cuarzo que ofrecen una extraordinaria capacidad tecnológica, auténticos mini computadoras con abundantes prestaciones, desde barómetros, brújula, altímetro, hasta con radiofrecuencia.

Componentes de un reloj de cuarzo

En términos generales, los relojes son sistemas complejos portadores de diversos elementos o piezas, los cuales varían según su funcionamiento o movimiento, es decir, si son de cuarzo o mecánico. 

Asimismo, cada componente tiene una tarea específica, y no solo por estética del reloj, además, los materiales usados le aportan las particularidades al reloj, lo que finalmente determina su calidad y valor. Pero veamos sus principales componentes:

La caja

Se trata del contenedor de todos los elementos internos del reloj de cuarzo, y que a su vez le brindan seguridad y protección para resistir su uso en el medio ambiente, pudiendo estar expuesto golpes, polvo, sucio y humedad. 

Su fabricación puede contener diversos materiales o aleaciones, como acero inoxidable (para mayor durabilidad y resistente), titanio (que es ligero, resistente e inoxidable), metales preciosos, (sea enchapado o total, incluyendo oro, plata o platino) o bien de plástico (más resistencia y ligereza).

Bisel

Es similar a un aro sobre la caja del reloj de cuarzo, en cuyo espacio se encaja  el cristal. Este bisel puede ser fijo, móvil con bisagra o rotatorio, pudiendo contener alguna escala de graduación de apoyo para medir algunas magnitudes, como la velocidad o la distancia.

Carrura

Es un elemento sencillo y básico, y se relaciona con el cuerpo central de la caja que contiene el reloj de cuarzo en sí mismo.

Fondo o tapa

Obedece a la pieza de la parte interior fija de la caja. Suele ser de metal o cristal de zafiro (permite ver el movimiento), cuyo fondo puede ser atornillado o a presión.

Dial o esfera

Se trata de la placa o base metálica (puede ser de latón, plata maciza u oro, según su lujo). Contiene los números, índices y diseño de su superficie. Pese a que por tradición los relojes de pulsera tienen  un dial esférico, puede haber cuadrados u otras formas. En este sector se ubican otros componentes a saber:

  • Índices: señalan una subdivisión del tiempo en horas, minutos, segundos, etc., pudiendo estar en relieve, planos o pintados.
  • Numeración: también los hay de diversos tipos (romanos, árabes, plantilla, etc.), aportando estilo y ornamentación. 
  • Agujas: están al centro de la esfera y marcan las horas, minutos o segundos a lo largo del día. Se ofrece igualmente diversos tipos (tipo flecha, corazón invertido, arpón, onduladas, etc.), también le aportan estilo al reloj de cuarzo según su tipo, color, grosor, luminosidad, etc.

Cristal

Es el elemento de la cubierta o área visible del reloj de cuarzo, aunque existen modelos elaborados en cristal plexi, mineral, utilizado, muy frecuente en relojes de pulsera media o baja gama. Los hay también de cristal de zafiro sintético de alta resistencia a rasguños, comunes en relojes de buena calidad, aunque son menos resistentes a golpes directos o caídas.

Correa o pulsera

Es la base del reloj de cuarzo que se coloca en la muñeca. Igualmente, puede ser de metal, plástico, caucho, silicona, tela, sintético o piel. Las de piel aportan mayor elegancia aunque se dañan fácilmente. 

¿Cómo funciona un reloj de cuarzo?

El reloj de cuarzo se caracteriza especialmente porque contiene inmerso un pequeño componente de cuarzo. Esta es responsable de los impulsos de factores constantes para lograr la magia y medir el tiempo. Ahora, a fin de que este cuarzo realice tal acción, debe ser motorizado por una energía, y para ello, está la pequeña pila.

Por tanto, se trata de una máquina de precisión cuya base de tiempos es justamente electrónica o electromecánica, al igual que lo es su división de frecuencia. Su exactitud se relaciona con el oscilador o adaptador, que es el elemento responsable de generar una señal periódica.

Por su parte el divisor de frecuencia, funciona como un circuito digital conformado por una sucesión de contadores hasta lograr la conocida frecuencia de 1 Hz, misma que permite suministrar los segundos. En caso de requerir disponer de décimas, la división se detiene al llegar a los 10 Hz.

Dicha frecuencia llega a la sección de presentación, que puede ser electrónico o mecánico, donde se encuentran otros divisores que van aislando segundos, minutos y horas, para finalmente mostrarlas a través de alguna forma de display.

Deja un comentario